De acuerdo con el artículo 47 de la Ley de Educación Superior, “la acreditación es el reconocimiento de la calidad académica de una institución de educación superior y de sus diferentes carreras.

Serán acreditadas las instituciones de educación superior o las carreras que lo solicitaren, se sometan al proceso de evaluación y cumplan los requisitos establecidos.”, por tanto, la acreditación es el reconocimiento público del Estado que se otorga a una institución de educación superior que ha demostrado un compromiso con la mejora continua de su calidad académica.

El proceso de acreditación es de naturaleza voluntaria y tiene una duración de cinco años, renovables si la IES nuevamente lo solicita y se somete al proceso de reacreditación.

Podrán ser acreditadas las IES que voluntariamente lo solicitaren a la Comisión de Acreditación y cumplan los requisitos establecidos en la normativa de la Ley de Educación Superior y la de la Comisión de Acreditación.

Según el  artículo 30 del Reglamento Especial  de la Comisión de Acreditación:

“Las acreditaciones que otorga la CdA, ya sean institucionales o de carrera, son las únicas reconocidas oficialmente por el Estado a través del Ministerio de Educación. En virtud de lo anterior, solamente las IES o las carreras acreditadas por la CdA podrán beneficiarse de los incentivos que les otorga el Estado de conformidad con la Ley de Educación Superior.”

Dada la naturaleza confidencial del proceso, en tanto se manejen datos de terceros que puedan afectar su buen nombre, la Comisión solamente hace público los nombres de las IES que han sido acreditadas.

Objetivos de la acreditación

  • Propiciar la mejora continua en la calidad de la educación superior de El Salvador.
  • Constituirse en un instrumento mediante el cual el Estado da fe pública de la calidad de las instituciones de educación superior.
  • Servir de incentivo para que las instituciones verifiquen el cumplimiento de su misión, propósitos y objetivos en el marco de la Ley de Educación Superior.
  • Brindar información confiable a los usuarios del servicio educativo del nivel superior y proporcionar insumos al Sistema de Supervisión y Mejoramiento de la Calidad de la Educación Superior.
  • Servir de mecanismo para que las instituciones de educación superior rindan cuentas ante la sociedad y el Estado sobre la calidad del servicio educativo que prestan.
  • Propiciar la idoneidad y la solidez de las instituciones que prestan el servicio público de Educación Superior.
  • Generar una cultura de evaluación permanente mediante el apoyo de procesos de autoestudio en las instituciones de educación superior.
  • Servir de marco de referencia internacional que promueva e identifique la competitividad de los profesionales salvadoreños de instituciones acreditadas.
  • Crear oportunidades de reconocimiento universal basadas en criterios legalmente aceptados y reconocidos de la calidad educativa de las instituciones acreditadas.